sábado, 19 de junio de 2010

"Ah, Mrs Dalloway, always giving parties to cover the silence..."


"Querido:
Me siento segura de estar nuevamente enloqueciendo. Creo que no podemos atravesar otro de estos terribles períodos. No voy a reponerme esta vez.
He empezado a oír voces y no me puedo concentrar. Por lo tanto, estoy haciendo loque me parece mejor hacer. Tú me has dado la mayor felicidad posible.
Has sido en todas las formas todo lo que alguien puede ser. No creo que dos personas hayan sido más felices hasta que apareció esta terrible enfermedad. No puedo luchar por más tiempo. Sé que estoy estropeando tu vida, que sin mí podríastrabajar. Y lo harás, lo sé. Te das cuenta, ni siquiera puedo escribir esto correctamente. No puedo leer. Cuanto te quiero decir es que te debo toda la felicidad en mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bondadoso. Quiero decirte que todo el mundo lo sabe. Si alguien podía salvarme, hubieras sido tú. Nada queda en mí salvo la certidumbre de tu bondad. No puedo seguir destruyendo tu vida por más tiempo.
No creo que dos personas pudieran haber sido más felices de lo que nosotros hemos sido."




Con esta hermosa carta de amor y un suicidio en el río comienza esta trepidante película, que muestra las vidas paralelas de tres mujeres que viven en distintas épocas y lugares:

- Virginia Woolf, la más antigua, que vive en 1920, interpretada por una fantástica e irreconocible Nicole Kidman.

- Laura Brown, que vive en Los Ángeles en 1945, interpretada por Julianne Moore.

- Clarissa Vaughan, neoyorquina del 2001, interpretada por la archipremiada Meryl Streep.


La primera es una escritora depresiva que se traslada al campo junto a su marido Leonard; está escribiendo una novela que, que en la postguerra de 1945, está leyendo Laura Brown. Los hechos que se cuentan en la novela son los mismos que suceden en la vida de Clarissa, al menos, en parte.


Como no os puedo contar nada más, os dejo una frase muy aclaratoria del argumento: "Era un día en la vida de tres mujeres, y en ese día, toda su vida."


Esta película es simplemente indescriptible, y lo único que se puede hacer es verla, CON LOS CINCO SENTIDOS, porque, si no, ciertas personas no se enteran (Juum, Ü).


La ficha técnica es impecable: Además de estos tres mosntruos de la interpretación, en el filme aparecen también el gran Ed Harris, Claire Danes, Jeff Daniels, y el eterno secundario John C. Reilly. No se tiene que perder de vista la banda sonora, que, a mi parecer, es una obra maestra del compositor Philip Glass.


No podía dejar de dedicar una entrada a esta maravillosa película que da nombre a mi blog, pues Mrs. Dalloway es el nombre del libro que escribió Virginia, y el apodo cariñoso que Richard le da a su amada Clarissa.


Os la recomiendo por completo, y LAS QUE LA HAYAN VISTO YA, que la vuelvan a ver, y que se enteren.


Trama fabulosa y final totalmente inesperado (yo tuve que verlo varias veces para creer lo que sucede).



Ü

6 comentarios:

  1. Pues por supuestísimo que habrá que verla : ) [yo, pecadora, prometo verla cuanto antes]

    Nuevo diseño! me guuusta ;P

    ResponderEliminar
  2. PElicUlOooonn !!!
    gracias por tu sabiduria gran cinéfilaa

    ResponderEliminar